La ministra de Salud, Gabriela Montaño, informó que en la primera jornada del paro médico sólo entre el 25 y 30 por ciento de los hospitales fueron afectados con la suspensión de actividades. Indicó que los profesionales que acataron la medida deben reponer las horas de trabajo el fin de semana u horas extras.

“Según el análisis que hacemos de los nueve departamentos, el paro está siendo acatado entre un 25 por ciento a 30 por ciento de servicios y un 70 por ciento a 75 por ciento están trabajando con normalidad. En el caso de primer y segundo nivel los porcentajes de atención normal se incrementaron”, indicó en conferencia de prensa.

Desde hoy los médicos y profesionales de la salud iniciaron un paro indefinido y demanda de atención a sus pedidos.

Según Montaño, el paro es considerado de ilegal. “Sólo se puede entender un paro cuando las autoridades no han mostrado ninguna predisposición a atender sus demandas y ese no es el caso”, acotó.

Radio Fides/La Paz