El dirigente de los cocaleros del Trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, justificó  el gasto millonario para amoblar la Casa Grande del Pueblo, argumentando que el país cuenta con las condiciones económicas y “por un tema de imagen” se debe equiparla como corresponde, por las posibilidades económicas que cuenta el país.

 

“Somos un Estado, un Gobierno y debemos tener presencia e imagen si se compró una casa estará justificado como corresponda, somos un Estado y merecemos eso y mucho más”, declaró Loza a Radio Fides.

Cree que si la “casa” no está ordenada es difícil que construyas otras cosas para tu gente, pero negó que el Gobierno haya descuidado la construcción de infraestructura  hospitalaria. Según la denuncia del senador de oposición, Yerko Núñez, el Ministerio de la Presidencia gastó al menos 2,4 millones de bolivianos en el contrato excepcional y la adquisición mobiliaria para las salas de reuniones y protocolares del nuevo palacio del presidente Evo Morales, solo una silla costó 11 mil bolivianos.

 

RadioFides/Cochabamba

Tu comentario