El exjuez del municipio de Cotoca del departamento de Santa Cruz, Federico Jiménez, acusado de prevaricato por favorecer presuntamente al narcotraficante Pedro Montenegro con una acción de libertad en base a un Auto Supremo modificado, fue beneficiado con la cesación a la detención preventiva, la juez Osalys Serrano dispuso también una fianza de 50  mil bolivianos.

 

Jiménez dijo que en audiencia desvirtuó todos los riesgos procesales y el Ministerio Público no pudo sustentar sus observaciones,  sobre la fianza ve casi imposible cumplir con el pago.

“Se me otorgó previo cumplimento de una fianza de 50 mil bolivianos, para mí es imposible, vamos a ver que hacemos el Ministerio Público no tuvo argumentos y se adhirió porque concurre que no corresponde ninguno de los riesgos procesales”, declaró Jiménez.

 

RadioFides/Chuquisaca