Cívicos, plataformas ciudadanas, Comité de Defensa de la Democracia (Conade), UMSA, reunidos en La Paz definieron paro nacional para el 21 de agosto, exigiendo respeto a los resultados del referendo del 21 de febrero de 2016 y la renuncia de los vocales del Tribunal Supremo Electoral (TSE).

 

El rector de la UMSA, Waldo Albarracín, adelantó que entre las resoluciones se encuentra un cerco a La Paz la fecha será definida por el comité de movilización, de no ser atendidas sus demandas cumplirán un paro indefinido desde el 10 de octubre.

“Se ha previsto el 21 de agosto para tener un espacio de organizarlo, se trata de garantizar el éxito y la participación de la ciudadanía, hay que coordinarlo el 21 es una fecha emblemática, si no se consigue nada con las medidas anteriores se llevará adelante un paro indefinido”, puntualizó Albarracín.

Dijo que la cercanía del paro indefinido al de las elecciones no les preocupa, debido a que se lleva adelante pese a las cuestionantes de varios sectores sobre un fraude que es coordinado entre el Gobierno y el  Tribunal Supremo Electoral (TSE).

 

RadioFides/La Paz