Una mujer de 39 años su hija de once meses y de tres, fueron secuestradas de su vivienda ubicada en la localidad de Ivirgarzama del departamento de Cochabamba la noche del pasado jueves, unos sujetos ingresaron a su domicilio de manera abrupta y les preguntaron dónde está la droga, la mujer y las menores fueron trasladadas a la localidad de Isinuta, horas después fueron halladas con las cabezas cubiertas pero vivas.

 

Según el comandante departamental de la Policía de Conchababa, Raul Grandy, los sujetos cubrieron el rostro de las tres personas para no ser identificados, la expareja de la mujer presuntamente está implicado en el tráfico de sustancias controladas y tiene cuentas pendientes con el grupo delincuencial.

“Estas personas fueron trasladas a Isinuta en una de sus calles fueron abandonas con las cabezas cubiertas para no identificar el vehículo ni a sus secuestradores, este hecho fue debido a que su expareja tenía cuentas pendientes”, declaró Grandy a Radio Fides.

La mujer habría convencido a los antisociales para dejarlas libres argumentando que hace años no tiene relación ni contacto alguno con su expareja, a lo que respondieron que no son asesinos y las dejarán ir, los sujetos son buscados por la Policía para ser puestos a disposición del Ministerio Público acusados por el delito de secuestro.

 

RadioFides/Cochabamba

 

Tu comentario