En audiencia  de medidas cautelares la justicia determinó liberar al presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Beni, Juan  Carlos Candía, y el vocal Jerónimo Manú, bajo el argumento que la acción de prevaricato debería ser dispuesto por el máximo nivel de administrador de justicia, en este caso el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), el ministro de Gobierno, Carlos Romero, calificó de “argucia jurídica” la decisión, cree que el desbaratamiento de organizaciones  vinculadas al narcotráfico por lo menos en apariencia se presenta como resistida por algunas autoridades judiciales.

 

“Pedimos una profunda investigación, advertimos que nos mantendremos vigilantes acerca de cualquier acción jurisdiccional vinculadas con el delito de narcotráfico, el Colegio de Abogados se pronunció acerca de la defensa del proceso contra algunos magistrados están denunciando injerencia e interferencia en sus decisiones jurisdiccionales”, dijo Romero.

Ayer los operadores de justicia  de Beni se declaró en estado de emergencia luego que la Fiscalía Anticorrupción ordenó la aprehensión del presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Beni, Juan  Carlos Candía, y el vocal Jerónimo Manú, por disponer medidas sustitutivas para la hija de Mayerling Castedo, investigadas por narcotráfico con nexos al Paraguay, el juez, Armando Urioste, dio lectura a una resolución que exige el restablecimiento de la independencia judicial y respeto a los derechos de los acusados.

 

RadioFides/Cochabamba

Tu comentario