La Asociación de Magistrados del departamento de Beni se declaró en estado de emergencia luego que la Fiscalía Anticorrupción ordenó la aprehensión del presidente del Tribunal Departamental de Justicia (TDJ) de Beni, Juan  Carlos Candía, y el vocal Jerónimo Manú, por disponer medidas sustitutivas para la hija de Mayerling Castedo, investigadas por narcotráfico con nexos al Paraguay, el juez, Armando Urioste, dio lectura a una resolución que exige el restablecimiento de la independencia judicial y respeto a los derechos de los acusados.

 

Los magistrados aclaran que sus actuaciones están apegadas a la ley y Constitución Política del Estado, rechazan la figura que definió el Ministerio Público para iniciar el proceso bajo la aprehensión en flagrancia.

“La aprehensión  viola el principio  de inocencia y los derechos fundamentales de los vocales detenidos, pedimos respeto al proceso, reconocimiento a sus derechos y el restablecimiento de independencia  judicial”.

Juez Juan Carlos Candía. Video; Radio Fides.

Radio/Trinidad

 

Tu comentario