En el municipio de Riberalta del departamento de Beni, fueron aprehendidos cinco integrantes de la familia Rafael Mamani, cuatro varones entre ellos un menor de edad de 15 años y una mujer, son los principales sospechosos de haber cegado la vida de Miguel Coico, muerto el sábado en Trinidad Pampa de los Yungas de La Paz, producto de heridas punzo cortantes.

 

El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de La Paz, Sergio Bustillos, informó que luego de realizar las primeras investigaciones en el lugar se logró dar con el paradero de los investigados quienes escapaban de la región.

“Ellos escapaban argumentando que hubo rencillas entre familias, muchos de ellos utilizaron machetes y se produjo la muerte de una persona, las investigaciones determinaran las causas y móviles del hecho”, declaró Bustillos.

Los acusados son trasladados a la ciudad de La Paz para ponerlos a disposición  de las autoridades competentes.

 

RadioFides/La Paz

 

Tu comentario