La falta de recursos económicos atribuida por los pequeños productores de soya del Norte Integrado curceño a la indefinición de un precio justo, complica el inicio de siembra de la campaña de invierno 2019, tienen acopiado el producto ocasionando un déficit de 100 dólares por hectárea, de no mejorar el panorama no tendrían liquidez para seguir produciendo.

 

La secretaria ejecutiva de la Federación de Campesinos de las Cuatro Provincias del Norte Integrado, Deisy Choque, dijo que la siembra está a poco de iniciar y la controversia por precios con las industrias aceiteras cruceñas no termina.

“Los recursos solo es para cubrir los costos de producción, de no mejorar el panorama no tendrían liquidez para seguir produciendo esta semana entramos en siembra hay muchos que tienen su soya acopiada”, declaró Choque.

Los pequeños productores  piden  la baja de los del 11.5% al 6 % y que se  hable de una inyección económica, para  garantizar la producción.

 

RadioFides/Montero

Tu comentario