Para el monseñor, Javier del Río, es muy doloroso lo que está ocurriendo, mujeres víctimas de feminicidio que dejan en la orfandad a niños, que desde muy temprana edad deben ser testigos del sufrimiento, dijo ser necesario pedir perdón a quienes están haciendo mal, convertirse y solo así podrán regenerarse y ser felices.

 

“Me llega al corazón el dolor de los niños, los que viven, padecen ven el dolor en sus familias desde su tierna infancia, debemos pensar en nuestras familias”, dijo monseñor Javier del Río.

Llamó a reflexionar sobre la responsabilidad de cada una de las personas sobre la pérdida de valores que son la raíz de los casos de feminicidios de los últimos días en el país.

El sábado un nuevo caso de feminicidio se presentó en el municipio de Quillacollo del departamento de Cochabamba, una mujer de 40 años murió desangrada producto de 20 puñaladas que recibió en diferentes partes de su cuerpo, dejó en la orfandad a dos menores.

 

RadioFides/Tarija