El consumo per cápita de leche en Bolivia no llega ni a los 60 litros por año, el representante de los productores de leche de Cochabamba, Jhasmanny Medrano, pide al Gobierno a través del Fondo Proleche establecer alianzas estratégicas para garantizar el consumo ya que en los últimos cinco años solo las bebidas alcohólicas y gaseosas tuvieron crecimiento.

 

“Los productores de leche lamentan que a la fecha no se haya podido revertir el  bajo consumo que se tiene en el territorio nacional, según los datos del Fondo Proleche la población consume cuarto vaso de leche al día, en los últimos cinco años no crecimos a lo contrario estamos decreciendo”, dijo Medrano.

Según el Instituto de Comercio Exterior (IBCE), el sector de lácteos en Bolivia tuvo un buen desempeño hasta el año 2014, cuando sus exportaciones registraron un pico de 48 millones de dólares, lo que dio lugar al mayor superávit de la historia en el rubro; sin embargo, las exportaciones se redujeron luego hasta menos de un tercio en el 2018, siendo superadas por las importaciones, cambiando Bolivia su perfil comercial, dejando de ser un país exportador de lácteos a ser un importador nato en el rubro, situación que se repite a marzo del 2019.

RadioFides/Cochabamba