Un nuevo caso de feminicidio se presentó en el municipio de Quillacollo del departamento de Cochabamba, una mujer de 40 años identificada como Marlene B.,  murió desangrada producto de 20 puñaladas que recibió en diferentes partes de su cuerpo, dejó en la orfandad a una niña de 12 y otra de 16 años, los principales sospechoso del hecho; su esposo de 40 años y su sobrina, quienes se presume tenían una relación sentimental.

 

El comandante de la Policía de Cochabamba, Raúl Grady, informó que la víctima fue hallada en la cocina por su hija, maniatada, amordazada y desangrándose, al promediara las 14:30 del viernes la Policía realizó el levantamiento legal del cadáver.

“Las investigaciones determinaran el grado de responsabilidad de los aprehendidos, el hecho se registró en Quillacollo”, dijo Grandy a Radio Fides.

En los cinco primeros meses  del año la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (Felcv) registró 38 casos de feminicidio, el mayor número 11 en Cochabamba seguido de La Paz con 10, el director nacional de la Felcv, Miguel Ángel Mercado, aseguró que estos datos son alarmantes.

 

RadioFides/Cochabamba

Tu comentario