Trabajadores de centro infantiles y guarderías de Cochabamba, rechazan el descuento del 15% que ejecuta la Gobernación a un bono que reciben de 480 bolivianos reduciéndoles a 370, rechazan la disposición argumentan que en muchos casos sus salarios no llegan ni al mínimo nacional y el bono es una ayuda para cubrir los gastos de su hogar.

 

La representante de las trabajadoras, Sandra Pérez, detalló que alrededor de 235 trabajadoras están dispuestas a cerrar los centros como medida de presión y dejar sin atención a más de cuatro mil niños.

Por su parte la directora del Servicio de Gestión Social del Sedeges,  Casimira Rodríguez, explicó que ese descuento se debe al pago de impuestos, correspondiente al IVA, dijo que el pago de salarios está a cargo la Alcaldía de Cochabamba.

RadioFides/Cochabamba