La familia del cabo Cristian Llanos, que fue hallado muerto en los ambientes de la Fuerza Especial de Lucha contra el Narcotráfico (Felcn) Bermejo el pasado 18 de abril, consideran que existen las suficientes pruebas para deducir que este efectivo fue torturado y asesinado en complicidad con la Policía y descartan suicidio.

 

Según manifiesta el abogado Cristian Ramírez, son muchas las irregularidades del caso, por ejemplo; el arma con el que presuntamente se disparó no le pertenecía al cabo, además que el cuerpo presentaba hematomas y escoriaciones en manos y piernas, por lo que presumen que fue torturado y luego asesinado.

“Nos llama la atención de que el Fiscal asignado al caso no haya ido a solicitar hasta ahora las cámaras de seguridad que están dentro de la Felcn”, indicó Ramírez a Radio Fides.

Presuntamente una noche antes los investigados consumieron bebidas alcohólicas en el aniversario de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcn), pero el fiscal policial Alberto Castillo, negó haber detectado aliento alcohólico en los investigados.

Manos del cabo Cristian Llanos, antes de su entierro

RadioFides/Bermejo

Tu comentario