Según el presidente de la Asociación de Árbitros de Bolivia, Víctor Hugo Chambi, los árbitros son aficionados del fútbol, combinan esa profesión con otras como; maestros, abogados, periodistas, debido a que los ingresos que perciben no son fijos y están sujetos a ser tomados en cuenta o no para dirigir un partido, que en el mes con “mucha suerte” llega a tres.

 

Un árbitro en la división profesional si tiene la insignia internacional, gana 2.400 bolivianos por partido, llegando a dirigir por mes máximo tres  y un árbitro nacional, gana 1.900 bolivianos, está a su cargo dos partidos, los árbitros no tienen la certeza de dirigir hay meses que no tienen trabajo, deben formarse para ser competitivos todos los días.

“En La Paz madrugamos, a las 06:30 estamos entrenando porque si no entrenas no estas al ritmo del juego, el árbitro correo más que los jugadores, cada tres meses debes cumplir una prueba y si no apruebas, no diriges por tres meses”, declaró Chambi en el Café de las Mañana.

Todos los árbitros que pertenecen a la  Asociación, entrenan cuatro veces a la semana para cumplir con un examen que los habilita a dirigir partidos.

 

RadioFides/Café de la Mañana