En 2017 el Gobierno anunció la construcción de un oncológico de cuarto nivel en el municipio de  Tolata-Cochabamba, pero a la fecha el terreno quedó como un lote baldío a pesar que en 2016 se hizo la adjudicación para la construcción, informó la asambleísta Linet Villarroel, Cochabamba tiene un oncológico construido por donaciones y el del Hospital del Niño con colaboraciones en campañas.

 

La asambleísta Villarroel, explicó que en  2016 en un acto público, la exministra de salud, Ariana Campero, firmó un contrato con una empresa para que diseñe y construya el hospital oncológico de Tolata que debía empezar hace tres años, una empresa se adjudicó la construcción, pero meses después en el Sicoes apareció otra, por las irregularidades se suspendió  la ejecución de la obra sin fecha.

En el departamento de Cochabamba no existe un oncológico dependiente de la Gobernación o del Gobierno, la construcción.

 

RadioFides/Cochabamba