La Asociación de Productores de Oleaginosas y Trigo (Anapo), se declaró en emergencia por la perdidas millonarias producto de la sequía y los bajos precios que oferta la industria, el representante del sector, Fidel Flores, reportó la merma de 500 mil toneladas de soya que se traduce en 300 millones de dólares, a ese panorama suma el bajo rendimiento en la campaña (2018-2019), de 128 mil hectáreas sembradas consiguieron levantar solo 1.900 toneladas, por las condiciones climáticas adversas.

 

Son dos los pedidos básicos de los productores al Gobierno, la liberación total a las exportaciones del grano de soya y regulación del mercado interno de la harina de soya, Flores adelantó que el sector se encuentra en una situación crítica.

Analizan medidas de presión de no ser atendidas sus demandas, una idea es salir en marcha, hacer un tractoraso y bloquear al note y este, donde está la fuerza productiva de Santa Cruz.

 

RadioFides/Santa Cruz