La Industria Oleaginosa del país se declaró en estado de emergencia por los precios bajos en el mercado nacional e internacional, para los próximos meses se verán obligados a negociar los costos por tonelada de 280 dólares a 2010 .

 

 

El presidente de la Cámara de Exportadores de Santa Cruz, Osvaldo Barriga, identificó dos factores que contribuyen a la caída de los precios, la guerra comercial y la fiebre porcina que se registra en China, redujo la demanda de productos derivados de soya

 

“Los precios están por debajo de los 2010 dólares por tonelada el mismo panorama se presenta en Argentina y Paraguay, Brasil, pero los agricultores no se ven afectados porque producen más por hectárea”, indicó Barriga.

 

La industria consideran esta de “manos atadas” por diversas políticas que los están llevando a tener una situación económica complicada.

 

RadioFides/Santa Cruz

 

 

Tu comentario