El director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, reconoció que hubo un allanamiento el pasado mes de marzo, que no le fue reportado en su debido momento, en un domicilio particular de la ciudad de Santa Cruz, donde se confiscó ladrillos presuntamente con droga, sin embargo según el reporte de los cuatro uniformados que participaron del operativo se desechó tal argumento.

 

Los policías involucrados en el supuesto volteo de droga fueron identificados como, subteniente Luis Fernando Rivero Arancibia, el subteniente Rolando Espencer Calles Varillo, el suboficial segundo, Oscar Pastaca Martínez y la policía, Ruth Sarahañi Rojas Maldonado, Dávila negó que los policías sean sus allegados. Producto de las irregularidades Dávila asegura que el caso se ventila en la Fiscalía de Sustancias Controladas de la capital cruceña.

Para el director de la Felcn, la denuncia del excoronel Gonzalo Medina es una confabulación que tiene como único objetivo mellar la dignidad de su persona.

 

RadioFides/La Paz

 

Tu comentario