La tarde del domingo, un niño de 3 años de edad murió supuestamente por una negligencia médica en el Centro de Salud Candelaria, hospital de primer nivel,  ubicada en la zona norte de la ciudad de Oruro.

 

Según el relato de la madre en horas de la mañana el menor  presentó problemas de salud por lo que fue llevado a dicho centro, donde en principio no quisieron atenderlo, sin embargo por la insistencia de los familiares le colocaron una inyección  que presuntamente le causó la muerte.

“Le midió su temperatura, tengo que atender a los pacientes que llegaron más antes, me dijeron,  mi hijo se estaba quejando le pusieron una inyección, llegamos a la casa y mi hijo no pido respirar, ahora nadie me devolverá a mi hijo”, declaró la madre entre lágrimas.

Los familiares exigen que las autoridades de salud investiguen y expliquen el caso, cuestionan que no se dé prioridad a los niños que llegan de emergencia al centro de salud.

El pasado 1 de marzo entró en vigencia el Sistema Único de Salud (SUS) en los hospitales de primer, segundo y tercer nivel del país.

 

RadioFides/Oruro

 

Tu comentario