El presidente del directorio de la Caja Nacional de Salud, Eduardo Salvatierra, informó que en dicha entidad se identificaron al menos 570 casos irregularidades que tienen que ver con venta de bajas médicas, mala atención, venta de ítems y otros.

Salvatierra explicó que ante esta situación se pedirá la presencia del control social mediante la Central Obrera Boliviana.

“Se detectó mala atención, tráfico de órganos, irregularidades en el  banco de sangre y de huesos además de venta de bajas médicas, necesitamos tener mayor control mediante la Central Obrera Boliviana, activar para que tengamos información y actuar”, detalló Salvatierra.

En el hospital Obrero de la paz se identificó irregularidades la presunta venta de órganos, tejidos, huesos y células humanas en el mercado negro.

 

RadioFides/La Paz