El Ministerio Público de La Paz aceptó la denuncia presentada por los diputados de Unidad Demócrata (UD), Rafael Quispe y Wilson Santamaría, contra dirigentes de la Federación Departamental de Choferes 1ro de Mayo, por presuntamente recibir recursos económicos de 11,9 millones de bolivianos, entre 2008 y 2017 de Vías Bolivia, dinero depositado a cuentas particulares.

La analista de la Fiscalía de La Paz, Verónica Jara, anunció que la denuncia es contra seis dirigentes de los choferes, Ismael Fernández, Rubén Sánchez, Fortunato Sirpa, José Antonio Choque, Crisostomo Choque y Mario Silva, acusados por los delitos de malversación y contratos lesivos al Estado.

Las investigaciones serán ampliadas contra Vías Bolivia, aún no se definió nombres ya que esperan el proceso de investigación para identificar a los responsables.

“Se mandó a la unida especializa que corresponde, están acusados seis dirigentes por  malversación y contratos lesivos al Estado, Vías Bolivia también será investigada”, anunció la fiscal, Jara.

La documentación que presentaron los denunciantes sobre el acuerdo entre la Confederación de Choferes de Bolivia Y Vías Bolivia del pasado 29 de agosto de 2008 que define el cobro de 0.20 centavos por el pago de peaje de la autopista La Paz El Alto y otros, sirvió de indicio para que la fiscalía acepte la denuncia.

El audio que salió a la luz en los últimos días en el que dirigentes reconocen que no existe el dinero no fue valorado porque llegó a destiempo la “prueba”.

Hoy en un ampliado de emergencia  los choferes de base de varios sindicatos de La Paz y El Alto  determinaron dar un plazo de 48 horas a los dirigentes para que rindan cuentas de las trasferencias millonarias de Vías Bolivia caso contrario amenazaron con un paro indefinido.

 

RadioFides/La Paz

 

 

Tu comentario