Según los empresarios privados de Oruro y Santa Cruz el incremento salarial para esta gestión no debe pasar el 2%, tomando como base el indicie inflacionario de 2018 que fue del 1.51%, el gerente general del Instituto Bolivianos de Comercio Exterior (IBCE), Gary Rodríguez confía en que la Central Obrera Boliviana (COB), sea consciente al momento de presentar su propuesta al Gobierno.

“El plus que debería generarse por encía de la inflación es del 2%, debería ser suficiente para no impactar contra la economía de las empresas legales y formales para no perjudicar a su propio sector representado, el sector laboral el día de mañana”, manifestó Rodríguez.

Rechazan el planteamiento inicial de 5,5% al básico y al mínimo, superior al 3,3% que realizó el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana, Juan Carlos Huarachi en la víspera.

El  presidente de la Federación de Empresarios Privados de Oruro, German Rioja, manifestó que el pedido es irracional y que no debe superar la tasa de inflación de 2018, responsabilizó a Huarachi de lo que pueda ocurrir pasado el 1 de mayo.

“Él será el responsable de lo que aquí a unos meses después del 1 de mayo pueda pasar ¡Qué les de trabajo a toda la gente que esté en la calle el sector privado ya no aguanta!, un dirigente debe ser racional”, afirmó Rioja.

 

RadioFides/Oruro-Santa Cruz