El Grupo de Lima denunció que el régimen del presidente venezolano, Nicolás Maduro, somete a su población a la «privación sistemática de alimentos» y medicinas, y de acceso de servicios básico, para asegurar su permanencia en el poder, según la declaración de 18 puntos emitida tras la reunión del lunes 25 de febrero en Bogotá.

La declaración también condena las acciones «deliberadas» del régimen de Maduro que impidieron, el 23 de febrero, el ingreso de artículos de primera necesidad y la asistencia internacional, «mediante actos de represión violenta que ocasionaron múltiples heridos y muertos en la frontera con Colombia y Brasil».

El Grupo de Lima expresa su solidaridad con el pueblo venezolano y le reiteran su compromiso de seguir apoyándolo activamente en su lucha por recuperar la democracia.

Además, anunció que presentará ante la Corte Penal Internacional, como crimen de lesa humanidad, «la situación en Venezuela, la violencia del régimen contra la población civil y la negación del acceso a la asistencia internacional».

En su sexto punto, el Grupo manifiesta el carácter irreversible de su compromiso en favor de la transición democrática y la reconstrucción institucional, económica y social en Venezuela.

Los miembros del grupo reiteran el apoyo al gobierno interino de Juan Guaidó, por lo que promoverán su reconocimiento en las organizaciones internacionales y en los mecanismos de coordinación multilaterales.

También hacen un llamado todos los miembros de la Fuerza Armada Nacional a reconocer a Guaidó como su «Comandante en Jefe», y los exhortan a que «cesen de servir como instrumentos del régimen ilegítimo de Nicolás Maduro para la opresión del pueblo venezolano y la violación sistemática de sus derechos humanos».

En la declaración, el Grupo reafirma su respaldo a la celebración de elecciones libres y justas, abiertas a la participación de todas las fuerzas políticas, con acompañamiento y observación internacional, organizadas por una autoridad electoral neutral y legítimamente constituida.

La cita del Grupo de Lima, en Bogotá, contó con la presencia del vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, y del presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó. (I)

BOGOTÁ, COLOMBIA/Agencias

Tu comentario