El diputado opositor José Carlos Gutiérrez, que investiga el caso del “Clan Borda”, denunció que el flamante constitucional de Potosí Vladimir Humberto Velásquez Ortega está involucrado en un esquema de “pago de favores” con la familia del presidente de la Cámara de Diputados, Víctor Borda.

El opositor ya reveló un audio en que supuestamente Borda sostiene que su candidato al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) era Edwin Aguayo, y que ese magistrado posesionó como vocal del Tribunal Departamental de Justicia a la cuñada de Borda.

En esta nueva denuncia se implica a Marco Antonio Borda, hermano de Víctor, y el nuevo vocal constitucional Vladimir Velásquez.

Según el denunciante, Marco Antonio Borda presentó una demanda de nulidad de su matrimonio con su expareja el 9 de abril de 2018, ante el entonces juez de Familia Vladimir Velásquez.

Gutiérrez dijo sarcásticamente que “de manera excepcional” el juez Velásquez apresuró el trámite de Marco Borda y dictó sentencia el 16 de abril, para luego ejecutoriarla el 19 de abril. Es decir que en 10 días ya estaba hecha la separación judicial.

El opositor dijo que el juez Velásquez realizó ese proceso acelerado se hizo “a pedido”, puesto que el 20 de abril, un día después de que se ejecutorío la sentencia, Marco Borda se casó con Ingrid Aurora Arizaga, que entonces también era juez.

Criticó la celeridad de la disolución del matrimonio, tomando en cuenta que para el resto de la población un litigio así tarda en su procedimiento. En ámbitos judiciales se conoce que ese tipo de proceso toma meses.

Agregó que en mayo de 2018, la mujer de la cual se separó Marco Borda presentó una denuncia alegando que no había firmado la anulación del matrimonio, ni conocía al abogado que supuestamente la patrocinaba, pero la justicia desestimó su reclamo.

Posteriormente, en enero de 2019, Ingrid Aurora Arizaga, esposa de Marco y cuñada de Víctor Borda, fue posesionada como vocal del TDJ potosino por el magistrado Edwin Aguayo.

LA PAZ