Los choferes de base formaron una agrupación de defensa de su sector y una de sus primeras resoluciones fue pedir la renuncia inmediata de Ismael Fernández, secretario Ejecutivo de la Confederación de Choferes, por sus acciones corruptas contra el sector, informó este lunes, Eddy Condori, representante del grupo.

“Hemos conformado el Comité de Defensa de los Choferes y nuestra primera resolución fue pedir la renuncia de Ismael Fernández, porque manejo a espaldas del sector el dinero destinado a nuestra salud”, indicó Condori en el programa AM del Grupo Fides.

Para Condori los choferes de “base no conocían ni conocen la dirección que tuvo el dinero, pues todo este manejo estuvo a cargo de los dirigentes Ismael Fernández y Rubén Sanchez,  quienes deben responder”.

Condori recordó que como dirigente de la Federación Andina de Choferes de El Alto denunció en 2015 este manejo irregular de este dinero, pero de inmediato fue expulsado de la organización.

Según el transportista los gastos de salud son cubiertos por él y la organización sindical, poco nada hace por el chofer enfermo.

Los dirigentes de los choferes recibieron de Vías Bolivia cerca a 12 millones de bolivianos para “gastos de salud” de su sector y se  niegan a transparentar los mismos.

LA PAZ/AM/Fides