Los representantes de Nicolás Maduro por Venezuela ratificaron este jueves  en Sucre  ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) su decisión de dejar el sistema interamericano de derechos humanos en abril próximo.

Su salida se anunció hace dos años y por lo expuesto este jueves la administración de Maduro no dará marcha atrás, y anunciaron que no estarán presentes en el periodo de sesiones de la CIDH a realizarse en mayo en Jamaica.

Venezuela acudió esta mañana –como parte denunciada– a una audiencia pública convocada por la vulneración a la “libertad sindical y derechos laborales en Venezuela”, solicitada por varios representantes de la sociedad civil.

Los representantes caribeños aseguraron que no hay vulneración de derechos de parte del Estado, al que consideran víctima de medidas económicas de parte de otros gobiernos y de la difusión de noticias falsas.

La comisionada Antonia Urrejola lamentó la salida de Venezuela, mientras que Margarette Macaulay y Francisco Eguiguren reiteraron su solicitud de visitar al país.

“Yo y el presidente de la OEA hemos pedido viajar a Venezuela desde hace tiempo para conocer la lucha por las mujeres (…) Nunca hemos recibido una respuesta afirmativa”, lamentó Macaulay.

“Déjenme entrar a Venezuela”, reclamó la comisionada.

SUCRE/Fides