Con susto y pidiendo hora, el plantel de Macará (Ecuador) dio el primer paso en el partido de la Copa Sudamericana (primera fase) contra Guabirá (Bolivia) al que venció por 2 a 1 el martes en el estadio de Bellavista, de Ambato donde el rival planteó su juego y estuvo a minutos para llevarse un empate.

Gualberto Mojica, jugador movedizo del plantel boliviano tras llegada de peligro consiguió el gol que estaba buscando tras una obra de arte que es acompañado con un remate directo al arco, la pelota se va por encima del golero y se mete al fondo del arco en el minuto 27, para sorprender a los hinchas del elenco ecuatoriano, era el 0-1 parcial.

Los jugadores del equipo boliviano tardaron mucho festejando el gol, ello fue aprovechado por el elenco de Macará que se fuel al ataque para igualar el marcador, Armando Gómez se encarga de pasar la pelota a Jonathan de La Cruz, el jugador observa en buena posición a Ronald Champang para que envíe la pelota al fondo del arco y registra el 1 a 1.

Siete minutos después (37´) con un remate cruzado de Carlos Arboleda, el equipo ecuatoriano consigue remontar el marcador y quedarse con la victoria pero con muchas complicaciones ya que el equipo boliviano nunca se dio por vencido, siguió atacando, el jugador Mojica dio un susto en el segundo tiempo, por lo que los jugadores del equipo local se vieron obligados a cuidar su arco.

Los últimos minutos del compromiso se jugó entre ataques rápidos y buen juego del elenco boliviano al que le faltó el gol para retornar a su país con la victoria o el empate, pero se fue con la derrota y el compromiso de que el siguiente 28 de febrero remontará el marcador para seguir en carrera, la ambición es clasificar a la siguiente instancia del campeonato, la faena será muy complicada.

AMBATO, ECUADOR/APG