La ministra de Salud, Gabriela Montaño, aseguró que la decisión de Jujuy de empezar a cobrar a los extranjeros que requieran atención médica en su territorio es un acto “xenofóbo y discriminatorio” hacia los bolivianos.

Montaño señaló que “no tiene otro adjetivo para calificar la decisión” de Jujuy y señaló que el gobernador de esa región argentina, Gerardo Morales, actúa con fines políticos e impulsado por sus diferencias ideológicas con el gobierno boliviano.

“Me parece inconcebible esta decisión porque justamente cuando en Bolivia estamos ampliando la cobertura para los bolivianos y extranjeros que están en nuestro territorio (con el Sistema Único de Salud), un Gobernador por una postura política e ideológica decida quitarle los servicios a la gente”, señaló.

“Para mí es xenofobia, racismo y discriminación, no tengo otra manera de calificarlo”, agregó.

Montaño, en ese sentido, reveló que son muchos los jujeños que han entrado al país para recibir atención médica.

Informó que, según datos del Ministerio, 17 mil jujeños entraron al país únicamente para someterse a la operación milagro, un programa estatal que busca dar solución a determinadas patologías oculares de la población.

El miércoles los diputados jujeños del oficialismo lograron la mayoría para sancionar la ley provincial que aprueba el cobro de un seguro destinado a extranjeros que requieran atención médica en hospitales y centros de salud de Jujuy.

LA PAZ/Con datos de ATB

Tu comentario