El Alcalde Luis Revilla informó este martes que la Municipalidad sancionó a la empresa Tratamiento Especializado de Residuos Sólidos y Servicios Ambientales (Tersa), que administra el relleno sanitario de Alpacoma, con más de 970 mil bolivianos porque el recinto no funcionó adecuadamente a raíz de la emergencia del 15 de enero.

La autoridad edil precisó que la sanción se debe a la imposibilidad de llevar las operaciones de manera regular y que “el relleno funcione de manera adecuada”.

“He recibido esta mañana un informe del Sistema de Regulación Municipal (Siremu) a través del cual se me ha informado que las infracciones sujetas a penalidades ha establecido una sanción de 970.635 bolivianos a la empresa operadora del relleno sanitario”, remarcó el Alcalde.

Las sanciones pecuniarias se aplicarán en la factura del siguiente mes según “el sistema que está establecido en el contrato”.

En esa línea, Revilla explicó que, en la medida en que las deficiencias de operación en el relleno sanitario continúen, la sanción económica podría ser incrementada.

La autoridad explicó que esta multa pecuniaria es independiente de la auditoría ambiental que se desarrollará en adelante para determinar las causas del deslizamiento de la macrocelda cuatro y las responsabilidades.

En la víspera, un acuerdo entre los alcaldes de La Paz y Achocalla, mediante la intermediación del presidente Morales, permitió que después de 13 días se levante el bloqueo al relleno de Alpacoma, lo que provocó que no funcione el sistema de recolección en la ciudad de La Paz.

El acuerdo dispone: el cierre del relleno, la realización de la auditoria según norma y el funcionamiento del relleno de Alpacoma por dos meses más, para permitir el depósito de los residuos en la celda 11, que se encuentra en tierra firme.

En los próximos 60 días se buscará un relleno provisional donde se almacenarán los desechos durante los próximos seis meses a un año, en dicho periodo se debe buscar la solución definitiva que contempla la industrialización.

LA PAZ/