El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro aseveró que seguirá gobernando hasta 2025 y pidió a sus seguidores «calma y cordura y nervios de acero».

«El gobierno que presido seguirá gobernando a favor de las mayorías, seguiremos gobernando, aplicando la ley con firmeza y valentía, con el apoyo cívico militar del pueblo, esa es la fórmula», enfatizó el mandatario.

Maduro, ordenó cerrar todas las embajadas y consulados venezolanos en Estados Unidos y dio plazo hasta el domingo al personal diplomático y consular para que se «marchen del país».

«Si queda algo de sensatez (…) tienen que cumplir con la orden que ha emanado el gobierno de Venezuela y he decidido regresar a todo el personal diplomático y consular en ese país y cerrar todas las embajadas y consulados en Estados Unidos», afirmó el mandatario. Maduro, acusó hoy a su par de Estados Unidos, Donald Trump, de querer imponer un «gobierno de facto» para «intervenir» al país

«Está en marcha en Venezuela una gran provocación, es el propio Donald Trump quien quiere poner un Gobierno de facto, no queda duda», afirmó el mandatario, desde la sede del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) en Caracas.

El mandatario inauguró el nuevo año judicial desde la sede del tribunal de alzada en un acto público que también implica la reafirmación en su cargo.

También dijo que su par de Rusia, Vladimir Putin, le expresó a través de una llamada telefónica, apoyo «invariable» a su gobierno.

El líder del Kremlin, según el mandatario venezolano, también le comentó el deseo de trabajar, «ahora más que nunca», los proyectos bilaterales que en diversas áreas impulsan ambas naciones.

Estados Unidos apoya decididamente a Juan Guaidó, el líder opositor al frente de la Asamblea Nacional, que desconoce a Maduro, quien ayer se autoproclamó «presidente interino del país».

En otra movida fuerte contra Maduro, Estados Unidos solicitó formalmente una reunión del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas para evaluar la situación en Venezuela.

La reunión fue aceptada y se realizará el próximo sábado en la sede neoyorquina de la ONU, a las 09.00 hora local (14.00 GMT), según lo informó la delegación diplomática estadounidense. Algunas versiones indicaron que el secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, podría asistir, pero el dato no fue confirmado oficialmente.

CARACAS,VENEZUELA/Agencias