Tribunal Supremo Electoral (TSE) rechazó la denuncia por la difusión de una encuesta en que aparecen Evo Morales, Carlos Mesa y otros candidatos a la Presidencia, bajo el argumento de que el estudio de opinión “no versa sobre las candidaturas para las Elecciones Primarias”.

La denuncia fue puesta por el diputado José Carlos Gutiérrez, quien reveló que el 16 de diciembre del 2018 varios medios impresos a nivel nacional publicaron una encuesta como espacio pagado. Después se supo que el Gobierno fue el responsable de difundir el estudio.

La encuesta destaca que Evo Morales “se mantiene en ascenso”, por sobre otros candidatos como Carlos Mesa, Félix Patzi y Óscar Ortiz, quienes están en carrera en las Primarias.

El opositor argumentó que, de acuerdo a la Ley del Régimen Electoral, está prohibido que se publiquen estudios de opinión por parte de entidades no autorizadas. Recordó que dicha disposición está vigente para las Primarias, de acuerdo a su Reglamento Específico.

El artículo 136 de la Ley de Régimen Electoral dispone que se debe sancionar a entidades públicas o privadas cuando difundan, sin autorización, resultados de encuestas con fines electorales. Asimismo, señala que se debe cancelar la personería jurídica del partido que difunda estudios de opinión.

El artículo 87 del Reglamento para las Primarias dispone que entidades públicas o privadas o cualquier persona natural o jurídica, será sancionada conforme el artículo 136 de la Ley del Régimen Electoral.

Sin embargo, para el TSE, el estudio de opinión denunciado no está vinculado con las Elecciones Primarias.

“La Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral no tiene competencia para pronunciarse ante denuncias sobre estudios de opinión que no estén vinculados con el proceso de Elecciones Primarias, por tanto no corresponde realizar la fiscalización sobre lo planteado en la denuncia”, dice un comunicado difundido la noche de este lunes.

El TSE no dio mayores explicaciones.

El diputado Gutiérrez aseveró la noche de este lunes que lo único que conocía era el comunicado y no otro comunicado. Señaló que esa decisión es una burla y le da cheque en blanco al Gobierno para usar recursos públicos en campaña.

No obstante, aseguró que continuará en su labor fiscalizadora para no permitir que las acciones del MAS sigan en la impunidad.

LA PAZ/Agencias

Tu comentario