El Ministerio Público, tras una audiencia de más de 14 horas, logró la detención preventiva de cuatro policías, una vocal y una persona particular, todos ellos fueron imputados dentro del caso seguido por el Ministerio Público contra el abogado Jhasmany T. L. y otros por el delito denominado Consorcio de Jueces, Policías y Fiscales.

La autoridad del Juzgado Segundo Anticorrupción y Violencia Contra la Familia, dispuso la detención preventiva la vocal Anawella T. P. en el penal de San Sebastián mujeres, mientras que para su esposo Clever T. Q., también presuntamente involucrado, se determinó su reclusión en la cárcel de San Sebastián varones.

Los cuatro policiales fueron remitidos a diferentes centros penitenciarios a efectos de evitar que los mismos permanezcan en contacto y logren obstaculizar las investigaciones, en el caso de Carlos P. se determinó su detención en el penal de San Antonio, Jorge T. T. fue remitido al penal de San Pablo de Quillacollo, en el caso de Hugo M. D. fue trasladado a la cárcel de San Pedro de Sacaba y por último, Adolfo. S. fue conducido hasta el penal de Arani, por disposición del juez.

En el caso del fiscal Mauricio O. G. se determinó detención domiciliaria sin derecho a trabajo y con custodio policial, además de otras restricciones disponiéndose entre ellas el arraigo del mismo, una fianza económica de 50.000 bolivianos, así como la prohibición de acercarse a la Fiscalía, comunicarse con funcionarios del Ministerio Público y con testigos o partícipes del hecho.

“Se ha dado curso a la petición del Ministerio Público determinando la detención preventiva de seis de los imputados y para uno de la detención domiciliaria, se ha dado curso a los elementos fundamentales que fueron expuestos por el Ministerio Público”, dijo el fiscal del materia, Ricardo Arellano.

También, en las últimas horas, se llevó adelante la audiencia de medidas cautelares del vocal Nelson P. A. que deberá cumplir la detención domiciliaria y custodio policial, además de otras restricciones entre ellas: arraigo, una fianza de 70.000 bolivianos y se le prohibió acercarse al buffet de Jhasmany T. L. así como con los partícipes del hecho.

La fiscal de materia Faridy Arnez, señaló que las investigaciones continuarán y se esperará algunas apelaciones de las determinaciones que tomo el juez.

“Ante las determinaciones del juez se han formulado las apelaciones y obviamente vamos a estar atentos de lo que determine la sala penal una vez que se conozca la misma”, mencionó la fiscal.

COCHABAMBA/Con datos de la FGE