La ciudad de La Paz comenzó a inundarse de basura este sábado, al tercer día de cierre del relleno sanitario de Alpacoma, por el bloqueo de los vecinos de Achocalla, quienes aseguran que el deslizamiento de los desechos les causa enfermedades y contaminación.

La Alcaldía de La Paz este sábado inició una campaña de acopio de basura, con la participación de su personal para frenar la contaminación de las principales calles y avenidas de la urbe paceña.

La campaña municipal hasta el mediodía no llegaba al centro de la ciudad donde los contendores están cercados por cientos de bolsas plásticas con todo tipo de basura y desperdicios.

En estos lugares también comenzaron a reunir canes, quien al buscar comida, esparce la basura.

El alcalde de La Paz, Luis Revilla, indicó que el movimiento de los vecinos de Achocalla es político, pues no existen los niveles de contaminación denunciados ni las enfermedades expresadas a los medios de comunicación.

El Ministerio de Salud determinó emergencia sanitaria por contaminación, mientras la Secretaria Departamental de Salud (Sedes) indicó que los niveles de contaminación son bajos.

LA PAZ/Fides

Tu comentario