En medio de fuertes medidas de seguridad, la Policía Boliviana trasladó el jueves por la noche al abogado Jhasmany Torrico, acusado de torturas a un litigante al penal de máxima seguridad de Chonchocoro en La Paz.

Torrico arribó hacia las 22.00 al aeropuerto internacional de El Alto en un vuelo comercial de la empresa aérea Boliviana de Aviación (Boa) y fue inmediatamente conducido a ese centro penitenciario.

El abogado que se encontraba apoyado en muletas, se mostró tranquilo ante las preguntas de los periodistas y dijo que pedirá permiso al gobernador de Chonchocoro para declarar a los medios de comunicación su versión de los hechos.

«Se ha coordinado con el ministro de Justicia Héctor Arce hoy por la mañana para tomar esa decisión de trasladarlo (a Torrico) a Chonchocoro», dijo el ministro de Gobierno, Carlos Romero, a los medios estatales.

Romero precisó que también como primera medida su despacho ha dispuesto el traslado de investigadores y peritos experimentados a la ciudad de Cochabamba para realizar las investigaciones sobre el movimiento de ese «consorcio jurídico» del cual formaba parte el abogado acusado y que ejercían presión para azuzar a algunos litigantes.

Las agresiones de Torrico fueron públicas por  un video que circuló en redes sociales, en el que se lo ve golpeando y amedrentando a un supuesto deudor de su cliente, al que amenaza y le exige el pago inmediato de dos mil dólares.

LA PAZ/

Tu comentario