La ministra de Comunicación, Gisela López, denunciada penalmente por utilizar recurso públicos para pagar publicaciones del Movimiento al Socialismo (MAS), aseguró que no cometió ningún delito y es perseguida por  «gonistas” y “separatistas”.

«No existe ninguna norma que esta autoridad hubiera violado, no he cometido ningún acto contrario a la Ley ni contra la Ley Electoral ni contra los procedimientos normados para el Ejecutivo», dijo López.

Según López, a los opositores les duele que esa encuesta muestre a Óscar Ortiz con 6% de preferencia y a Carlos Mesa por debajo de Evo Morales, por lo cual se unieron para atacarla.

“Aquí lo que ha habido compañeras y compañeros (es) una unión entre el ‘gonismo’ y el ‘separatismo’ para atacar de la forma más cobarde con mentiras a esta Ministra”, sostuvo López.

El 16 de diciembre el Ministerio de Comunicación pagó a medios de comunicación para la difusión de una encuesta, que daba un primer lugar ala candidato del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales. El 10 de enero la ministra López reconoció que su despacho pagó la publicación.

La Ley del Régimen Electoral en su artículo 136 señala que serán sancionadas  entidades públicas que difundan resultados de encuestas con fines electorales, sin autorización. Asimismo, dispone que se cancele la personería jurídica del partido político que divulgue estudios de opinión electoral.

López no quiso responder a las preguntas de los periodistas y después de dar su versión y asegurar de inocencia terminó la rueda de prensa, realizada en su despacho.

Los senadores de oposición Arturo Murillo y Óscar Ortiz ya presentaron denuncias penales contra la Ministra por el delito de malversación de recursos públicos.

El senador de oposición Arturo Murillo indicó que “los del MAS so expertos en volverse víctimas, porque un día son los machistas, los derechistas o los neo liberales que los atacan, pero siempre tratan de ser inocentes”.

LA PAZ/Fides

Tu comentario