El flebólogo Gonzalo Riera indicó este martes en el Café de la Mañana de radio Fides, que el tratamiento para las varices con escleroterapia con espuma es mucho más afectivo para los pacientes y con menores impedimentos posterior al tratamiento.

Riera explicó que “El procedimiento consiste en introducir dentro de la vena enferma un producto químico que es la solución esclerosante jabonosa mezclada con aire, el cual le da un aspecto que es como de espuma para afeitar. Una vez que ha sido inyectada en la vena la espuma desplaza la sangre y entra en contacto directo con las paredes del vaso afectado, sellando o secando los conductos venosos dilatados, logrando así su reabsorción y posterior desaparición obteniendo un efecto mayor con respecto a otros procedimientos en el tratamiento de esta lesión”.

Después agregó que una vena sana y la cicatriz es absorbida por el cuerpo en un plazo no mayor de seis meses.

Para el flebólogo esta forma de curación es más efectiva que la operación quirúrgica o la con rayo láser.

“Cuando uno recurre a un tratamiento quirúrgico por lo generar al extirpar las venas dañadas también afectan a las sanas y eso es un perjuicio para la persona y en algunos caso vuelven a aparecer”, explicó el profesional en salud.

Recordó que la escleroterapia “es un método con más de un siglo de uso, pero fue desplazada por otros métodos como la cirugía, pero durante este tiempo fue mejorando y vuelve a ser la opción más fiable para las personas con varices”.

Riera también dijo que las varices no son hereditarias, pero hay factores que contribuyen a su desarrollo como la falta de ejercicio y la mala nutrición que lleva al sobrepeso.

El flebólogo dijo “un buen ejercicio para evitar las varices o para mejorarlas es las caminatas, la natación y la bicicleta, porque ayuda a la irrigación de la venas, pero también la nutrición y evitar comer harinas, y grasas saturadas.

Riera presta sus servicios Varicenter  y se lo contacta en el 77179090. También recordó que realizan un campaña solidaria para las personas con pocos recursos.

LA PAZ/El Café de la Mañana

Tu comentario