La presidenta de la Organización de Trabajadoras Nocturnas de Bolivia (OTNB) Lily Cortez, fue aprehendida y es investigada por un caso de proxenetismo y trata de personas. Un grupo de mujeres denunciaron a la dirigente ante la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

El subdirector de la FELCC, Freddy Medinaceli, afirmó que “se inició con la investigación cuando una mujer se presentó en la Policía para denunciar que Cortez y otras mujeres amenazan a las trabajadoras sexuales para seguir prestando servicio bajo su control”.

“La denuncia fue realizada además, por cobros indebidos, puesto que se retenía Bs 30 al día a las trabajadoras sexuales, supuestamente para dar remuneraciones a la Policía, Intendencia, juntas vecinales y colegios  para que se mantengan en silencio respecto a los lenocinios” agregó el policía.

Asimismo, se denunció que también se retenía dinero para pagar al Servicio Departamental de Salud (Sedes) para que no haga los controles respectivos, y que del mismo modo, se denunció que menores de edad son amenazadas para brindar servicios sexuales con un antifaz para no ser descubiertas, agregó la autoridad.

Uno de los testimonios reveló que se retuvo 50 bolivianos a las trabajadoras sexuales el pasado diciembre, supuestamente para entregar canastones a la Policía e Intendencia Municipal de El Alto.

Actualmente se realiza la toma de declaración a los involucrados y se espera la audiencia de medidas cautelares. Medinaceli manifestó que en la Policía saben que al luchar contra la prostitución se están enfrentando a un “monstruo” pues cree que serán denunciados por las dirigentes del sector.

EL ALTO/

Tu comentario