«A quien le gusta el indio, que vaya a Bolivia, que, además de ser comunista, sigue presidida por un indio», fue la frase del legislador estatal de Río de Janeiro (Brasil), Rodrigo Amorín al referirse a un asentamiento de indígenas en las cercanías de estadio Maracana según el sitio web Filo.news.

El diputado del Partido Social Liberal, partido del presidente de Brasil Jair Bolsonaro, sostuvo que el lugar «es un absurdo. El espacio podría servir como estacionamiento o equipamiento accesorio del propio estadio del Maracana. Como carioca, me causa indignación ver aquello de la manera que está hoy».

El gobierno de Río de Janeiro había intentado demolerlo en 2012, de cara al Mundial de 2014 para facilitar la salida del estadio donde se jugó la final, pero tuvo la resistencia de organizaciones sociales y de la sociedad civil.

Rodrigo Amorim fue quien rompió una placa conmemorativa a Marielle Franco, defensora de los derechos de los habitantes de las favelas y denunciante de los abusos de la policía desde su cargo de legisladora estatal. Fue asesinada por la policía el 14 de marzo de 2018.

En la campaña para elparlamento estatal de Rio de Janeiro tuvo el respaldo directo de Bolsonaro, pues su hijo Flavio Bolsonaro, participó en varios actos electorales de Amorín

RIO DE JANEIRO, BRASIL/Agencias