Las autoridades de Cuba, a 60 años de la revolución que encabezó Fidel Castro y que se cumplirán mañana 1 de enero, proclamaron la «continuidad» del sistema socialista frente a «retos» que ya exigieron cambios o una «actualización» oficial en la última década.

«El mandato dado por el pueblo (…) es el de dar continuidad a la Revolución Cubana en un momento histórico crucial, que estará marcado por todo lo que logremos avanzar en la actualización del modelo económico y social, perfeccionando y fortaleciendo nuestra labor en todos los ámbitos de la vida de la nación», dijo el presidente, Miguel Díaz-Canel, en un artículo con su firma publicado este lunes en la prensa oficial.

Otra afirmación presidencial en el artículo, que fue hecho con citas textuales de su discurso ante sus ministros la semana pasada, es que «a esa confianza que el pueblo nos entrega con su voto, hay un solo modo de corresponder: actuando, creando y trabajando sin descanso, por responder a sus demandas y necesidades».

En otro resumen del discurso también publicado el último día del año por el diario Granma, que representa al gobernante Partido Comunista, se mencionan como asuntos cruciales para la isla en 2019 la inversión extranjera, las exportaciones, y la atención a la población, entre otros.

Todos esos temas han sido objetivos de reflexiones críticas del presidente, desde que ocupa esa posición desde abril pasado.

Las inversiones foráneas, descritas como cruciales para la economía nacional, han sido el motivo de peticiones del mandatario a su gobierno de ser «más audaz» para conseguirlas en el marco de los límites que se han fijado para no traspasar las fronteras del socialismo cubano.

Un punto clave en 2019 para el gobierno de Díaz-Canel será «la atención a la población» cuya columna vertebral es el tenso abastecimiento interno de productos de amplio consumo, incluyendo alimentos, y servicios diversos a cargo del Estado.

El gobierno anunció que el crecimiento económico previsto para 2019 será de 1,5 % del Producto Nacional Bruto ya considerado oficialmente como «mínimo».

LA HABANA, CUBA

Tu comentario