El vicepresidente Álvaro García Linera evaluó el domingo los logros de la economía boliviana en los últimos 13 años del gobierno del presidente Evo Morales y tras mostrar cuadros estadísticos para comparar lo que pasaba antes y la realidad actual, afirmó que la Bolivia de ayer era la del atraso constante contra la de hoy, de pleno progreso.

“La Bolivia del atraso y la pobreza absoluta, de estancamiento, y la Bolivia que tenemos hoy en día es una Bolivia de progreso que con mucho entusiasmo va construyendo bienestar”, puntualizó en una entrevista en el programa “El Pueblos es Noticia” que se difunde por los medios estatales.

García Linera afirmó que la constatación más importante es que en los últimos años Bolivia ha dejado de ser un país pobre, para pasar a uno de ingresos medios por el éxito del modelo económico, como lo reconocen todos los organismos internacionales.

“Es un modelo ganador, les hemos ganado a todos y se tiene que mantener”, remarcó al asegurar que uno de los éxitos es que el gobierno tiene un buen equipo en el ámbito económico, como sucede con los equipos de fútbol, que logran campeonatos consecutivos.

El segundo del Ejecutivo boliviano aseguró que al actual ritmo de crecimiento y “si este tren de progreso se mantiene y no le colocan trancas, no les sacan la riel”, en ocho años Bolivia tendrá un ingreso igual o similar al ingreso de Chile, Argentina.

“Eso nos llena de entusiasmo porque estamos construyendo para nuestros hijos para la juventud”, remarcó.

También dijo, que se debe mirar al país con mucha esperanza, con muchas oportunidades, con optimismo histórico en el porvenir y dejar de lado “esa tristeza y esa actitud quejumbrosa que a veces tenemos los bolivianos”, porque todo nos iba muy mal.

García Linera invitó a los jóvenes, que no crecieron en ese país atrasado y que piensan que la bonanza es normal, a revisar la historia, los libros, para medir los avances de los últimos años.

Reconoció que todavía falta mucho por hacer, porque todavía hay gente que no tiene electricidad, que todavía tiene malnutrición, pero aseguró que Bolivia avanzó “muchísimo”.

“Hemos avanzado una década lo que no se pudo avanzar en 100 años”, puntualizó.

LA PAZ/ Agencias