El presidente de la Confederación Nacional de Panificadores, Juan Cachicatari, informó el que su sector se encuentra en estado de emergencia y aguardan una reunión con el Gobierno para renovar el convenio del precio de la harina de la Empresa de Apoyo a la Producción de Alimentos (Emapa) la cual se les vende a 155 bolivianos.

“El sector panificado está en estado de emergencia, de no dar cumplimiento a un convenio obviamente se va revisar la estructura de costos, pero hasta el momento se tiene avanzado en esta reunión para que pueda en el 2019 mantenerse estable el precio de la unidad de pan y también la provisión de harina al sector panificador”, sostuvo Cachicatari.

El dirigente aseguró que al momento ya se tuvo una reunión con el Ministerio de Desarrollo Productivo, y en la misma se quedó en un cuarto intermedio hasta la próxima semana; no obstante, indicó que en el diálogo se pudo verificar una buena predisposición de ratificar el convenio para que la harina de Emapa se venda a un precio de Bs. 155 el quintal a los panificadores.

Cachicatari alertó  que de no renovarse el convenio con Emapa, el 2019, habría la imperiosa necesidad de reestructurar los costos del pan de batalla y eso significaría el incremento del precio de la unidad, por lo que pidió al gobierno viabilizar la renovación del convenio.

LA PAZ/Fides

Tu comentario