El presidente, Evo Morales, posesionó este lunes al coronel Rómulo Delgado Rivas como nuevo comandante de la Policía boliviana, quien reemplazará al general Faustino Mendoza.

Delgado en su discurso de posesión dijo que “la Policía colaborará para el principio del ‘vivir bien’ con todo su recursos”.

“Agradezco por esta importante designación a Dios y al presidente Evo Morales, que me compromete a cumplir con la misión de una institución bajo los parámetros y paradigmas de un verdadero proceso de cambio, que se ha convertido paulatinamente en transformaciones profundas en nuestro Estado Plurinacional de Bolivia, encaminados hacia el progreso y el desarrollo”, dijo el nuevo jefe policial.

De esta manera, Delgado siguió los pasos de su antecesor. El 5 de noviembre de 2018, antes de la ch’alla oficial del equipamiento y de un centro de mantenimiento de motorizados policiales en la ciudad de Potosí, Mendoza dijo que 37 mil efectivos policiales respaldan el “proceso de cambio”.

“Presidente (Morales), todo el apoyo de más de 37.000 hombres de la Policía Boliviana a este proceso de cambio, que es histórico y que tenemos que apoyar con la verdad y no con la mentira”, dijo entonces Mendoza.

El nuevo comandante de la Policía cumplía las tareas de agregado policial en Argentina. También fue edecán del presidente Evo Morales.

LA PAZ/Fides