La Organización de las Naciones Unidas (ONU)  mediante su repartición de dedicada a las mujeres  expresó en un comunicado, su preocupación respecto a los últimos hechos de violencia sexual, infanticidios y feminicidios cometidos contra niñas, adolescentes y mujeres en Bolivia.

En noviembre pasado la Comisión Económica para América Latina (CEPAL) informó que Bolivia se constituye en el primer país en América del Sur, con la prevalencia más alta de feminicidios seguida por Paraguay, con tasas de 2.0 y 1.6 por cada 100,000 mujeres. Según datos del Ministerio Público (2017), la violencia contra las mujeres es el primer delito más denunciado; con 31.504 casos, por encima del delito de robo con 9.820 casos.

«Este fenómeno se acrecienta debido a los altos índices de impunidad, la naturalización de la violencia y la justificación de ésta, prueba de ello son los mensajes de tolerancia a las múltiples manifestaciones de violencia contra las mujeres que se han observado durante las últimas horas, interpelando el accionar de las víctimas y justificando a los agresores», dice parte del comunicado.

Frente a estos hechos ONU Mujeres exhorta a las autoridades judiciales a cumplir y hacer cumplir las leyes y sancionar a los responsables de los hechos de violencia.

“Solicitamos al gobierno boliviano la generación de medidas efectivas de prevención contra la violencia en razón de género, en acciones de justicia penal que promuevan la seguridad y el empoderamiento de las víctimas y finalmente que se garantice la persecución jurídica de los asesinos y agresores”.

ONU Mujeres es la organización de las Naciones Unidas dedicada a promover la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres.

LA PAZ/Con datos de ONU-Mujeres

Tu comentario