La oposición denunció el miércoles que el Gobierno acumuló la deuda total del país superior a los 21 mil millones de dólares, que representa el 57% del Producto Interno Bruto (PIB), y está forzando un crecimiento económico con base a la deuda, lo que preocupa respecto a la sostenibilidad en el futuro.

“Sumando la deuda externa, la deuda interna y los préstamos del Banco Central de Bolivia (BCB) al sector público, el índice de endeudamiento del país (ratio deuda/PIB) alcanza un 57%, que en la práctica significa un sobreendeudamiento que compromete los recursos del Estado para inversión”, sostuvo el senador opositor Óscar Ortiz a tiempo de expresar su preocupación sobre la falta de sostenibilidad de la economía del país.

Detalló que la deuda externa ya llega a los 10 mil millones de dólares, la deuda interna a cinco mil millones y los préstamos del BCB ya se acercan a los siete mil millones. Calificó de irresponsable ese manejo de la economía.

Ortiz indicó que la deuda supera en 500% los ingresos por tributos. Señaló que por norma el Gobierno no permite que los gobiernos municipales y las gobernaciones superen el 200% de endeudamiento respecto a sus ingresos, pero el nivel central no cumple ni sus propias reglas porque se contrae deuda del 500%.

El senador manifestó que con base a esos datos, el Gobierno está forzando un crecimiento económico en base a la deuda, lo cual levanta preocupación respecto a la sostenibilidad en el futuro. “Vamos a tener que pagar las nuevas generaciones”, afirmó.

Remarcó que el sobreendeudamiento se produce por un “mal manejo de las finanzas estatales, ya que los propios datos del Gobierno corroboran un inusitado crecimiento de los niveles de la deuda pública”.

Aseveró que el Gobierno toma ese camino con motivos electorales, para mantener al presidente Evo Morales entregando obras, que no siempre responden a las prioridades de la población y hasta son “elefantes bancos”.

LA PAZ/ con datos de BD