La Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B) esta gestión tuvo una pérdida de  siete millones de bolivianos en el puerto de Arica, por la mala atención de los funcionarios de Transporte Puerto de Arica (TPA), indicó el gerente de  la instancia, David Sánchez.

“Cerca de siete millones de bolivianos que han disminuido en relación a la gestión 2017, por la mala atención en los puertos, por la falta de despacho oportuno, eso ha tenido un efecto para ASP-B, no estoy halando en general, porque habrá que contabilizar además transportistas, importadores, exportadores”, señaló.

Sánchez detalló que la relación con los puertos de Arica no fue favorable este año, porque tomaron decisiones unilaterales que perjudicaron a la entidad boliviana, como la implementación de software que no funcionaron de manera eficiente.

En agosto, se denunció que el colapso del muelle, la falta de coordinación entre instituciones y deudas pendientes conllevaron demoras de 15 días en el despacho de cargas en la Terminal de Puerto Arica (TPA).

Posterior a ello, en setiembre, el cambio del sistema informático de la TPA también provocó que los en la salida de las mercaderías para Bolivia.

LA PAZ/Agencias