El Departamento de Estado de los Estados Unidos emitió ayer domingo un comunicado expresando su preocupación por el deterioro de la democracia en Bolivia sumándose a la declaración efectuada días antes por la Unión Europea.

“Los Estados Unidos se unen a la Unión Europea para subrayar que las amenazas contra los jueces del Tribunal Supremo Electoral no son propicias para crear las condiciones necesarias para celebrar elecciones libres y justas en 2019” afirma el comunicado resaltando que esas amenazas al Tribunal Supremo Electoral (TSE) dañan las elecciones libres en Bolivia.

“El respeto a la independencia del poder judicial, el pluralismo político y la libertad de expresión son derechos fundamentales y pilares fundamentales de la democracia y el estado de derecho” agrega el comunicado inusualmente duro.

Y concluye: «Los Estados Unidos apoyan una democracia saludable en Bolivia que respete la constitución de Bolivia y la voluntad del pueblo boliviano».

Hace dos semanas el gobierno de Estados Unidos ya se había pronunciado en contra del régimen de Evo Morales anunciando sanciones sobre la falta de compromiso en acciones contra Trata de Personas y el Sistema Generalizado de Preferencias Arancelarias.

WASHINGTON, ESTADO UNIDOS/Erick Foronda para Fides