Bolivia cerrará el 2018 con una renta petrolera superior a los dos mil  millones de dólares, unos 200 millones más que los 1.800 millones de dólares que recibió en 2017, informó el domingo el ministro de Hidrocarburos, Luis Alberto Sánchez.

Según el Ministro del sector, el país también terminará el año con las reservas probadas de gas natural de 10,7 trillones de pies cúbicos (TCF).

«Cerramos el año con una renta petrolera que será por encima de los 2.000 millones de dólares, superior a la de la gestión pasada de más de 1.800 millones de dólares, y con las reservas probadas de gas natural más altas de la historia de Bolivia, de 10,7 TCF», relievó Sánchez, citado en un boletín de prensa.

Para Sánchez, los últimos 12 años de gestión en hidrocarburos, marcaron el repunte del sector, que se ha convertido en el pilar fundamental de la economía nacional, con una renta petrolera acumulada de 38.000 millones de dólares.

También detalló otros logros, como llegar a cerca del 45% de cobertura nacional de gas domiciliario, a más de 400.000 vehículos convertidos a Gas Natural Vehicular (GNV), la industrialización en plena ejecución y el ingreso a la era de los combustibles verdes, cumpliendo las normas internacionales de cuidado ambiental.

Enfatizó que la actividad exploratoria es y será la prioridad más importante del actual Gobierno. «En estos 12 años hemos descubierto 17 campos y  seis reservorios nuevos que nos permitieron reponer e incrementar las reservas de gas certificadas», agregó.

Por otro lado, la autoridad explicó que con la implementación de la Ley de Incentivos se pudo viabilizar la suscripción de ocho contratos de servicios petroleros para la exploración y explotación de hidrocarburos, con una inversión de 4.412 millones de dólares.

LA  PAZ/Con datos del Min Hidrocarburos

Tu comentario