El alcalde de La Paz, Luis Revilla, anunció hoy que varias obras programadas para esta ciudad deberán ser postergadas para que la Comuna pueda cancelar el segundo aguinaldo dispuesto por el Gobierno central.

“Estamos hablando de recursos destinados a obras que deberán ser destinados al segundo aguinaldo”, señaló Revilla.

En conferencia de prensa, Revilla garantizó que se pagará este beneficio a los servidores de la Alcaldía, pero señaló que ese gasto imprevisto deberá salir del presupuesto destinado a los proyectos de inversión y a los saldos no ejecutados del presupuesto 2018.

Informó que en total la Alcaldía deberá erogar más 30 millones de bolivianos para pagar ese beneficio a los, aproximadamente, 5 mil funcionarios y trabajadores municipales.

Señaló que la mayoría de los proyectos que deberán ser recortados se refieren al tema de asfaltados de distintas vías.

“Había obras para asfaltar en este último año, varias de ellas van a tener que ser recortadas”, agregó.

LA PAZ/Agencias