La presidenta de la Cámara de Diputados, Gabriela Montaño, calificó el martes como una “estafa pública” la impugnación que presentó el opositor Marcel Rivas contra el binomio del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales y Álvaro García Linera, para las elecciones primarias de enero de 2019.

“Ese señor (Rivas) no es militante del MAS, se inscribió solo para ir acompañado del senador (Arturo) Murillo a presentar una impugnación contra Evo Morales. Eso es una estafa pública reconocida por la oposición, o sea, se inscribe en un partido siendo opositor para impugnar la candidatura del MAS, eso se llama estafa”, dijo la asambleísta.

Rivas fue candidato a diputado por Unidad Demócrata en 2014 y, según el senador opositor Arturo Murillo, se “sacrificó” al inscribirse al MAS como estrategia para presentar la impugnación contra Morales, tomando en cuenta que sólo los militantes del partido pueden hacerlo.

Hasta el mediodía de este martes, el Tribunal Supremo Electoral recibió cinco impugnaciones en contra de tres de los ocho binomios habilitados para participar en las elecciones primarias y generales de 2019.

El diputado de Unidad Demócrata, Rafael Quispe, que apareció inscrito de forma irregular como militante del partido oficialista, también aprovechó la situación para presentar su impugnación con el binomio del MAS.

El presidente del Senado, Milton Barón, afirmó que Quispe no es militante del MAS, porque públicamente él opositor reconoció que su inscripción fue “fraguada”.

“Quispe se ha estado ocupando de hacer payasadas”, dijo el senador oficialista.

LA PAZ/Agencias